Círculo de Medicina Ancestral Rape

Sanación y cantos medicina

No hay fechas próximas programadas.

Quiero ser notificado de futuros talleres y eventos.

Facilitadores

El rapé es una herramienta de medicina sagrada del origen. Nuestros abuelos de la selva se levantaron y caminaron la relación con esta medicina en el comienzo de los tiempos, y hoy llega a nuestras manos trayéndonos memoria original y medicinas renovadas para este presente.

Esta forma de medicina se prepara mediante sucesivas moliendas y tamizado de tabaco, plantas medicinales, cortezas y cenizas del fuego sagrado en una sutil alquimia. Las medicinas se trabajan hasta llegar a un finísimo polvo en el cual se pueden percibir los cristales de las plantas. El rapé puede prepararse con una o varias medicinas vegetales y minerales, considerando que la presencia del abuelo tabaco ayuda a ordenar, integrar y equilibrar a las otras medicinas, a direccionarlas con un propósito específico.

El tabaco y las plantas medicinales ayudan a desprender entidades, parásitos energéticos y contaminaciones e interferencias en el dialogo interno. Al recibir una soplada de rapé, la medicina sube limpiando, ordenando y alineando nuestro campo energético, especialmente los centros o chakras del tercer ojo y coronilla, y de ahí subiendo y bajando por la columna vertebral, el Árbol de la Vida.

El rapé se sopla con una caña en cada orificio nasal, equilibrando los dos hemisferios del cerebro, nuestro lado femenino y masculino, yin y yang, y luego en el corazón, el centro. Para recibir la medicina debemos estar receptivos, en quietud y conteniendo la respiración. Cerrando la glotis se evita que el rapé baje a la garganta y bronquios.

El rape es la medicina del silencio, la verdad y la resiliencia, pertenece al silencio pues nos lleva a una reflexión interior sobre nuestras limitaciones y sobre estar viviendo en este cuerpo sagrado. Pertenece a la verdad pues saca nuestras corazonadas y nuestra fragilidad, trayendo nuestra atención al aquí y el ahora. Está en el reino de la resiliencia porque es un maestro que enseña a soportar momentos de limpieza y transformación. El rape nos derriba por algunos momentos para que nuestro cuerpo y nuestro ser se alineen produciendo así la cura. El soplo que penetra nuestra alma es como un soplo que nos dio la vida, con el dolor y la quemazón recordándonos quienes somos realmente: “Seres sensibles en un frágil contenedor”. El rape es la fuerza del bosque eliminando mascaras.

También es medicina para el cuerpo, ayudando a expulsar mocos y parásitos de los senos frontales y paranasales. Elimina dolores de cabeza, embotamiento y aturdimiento, ya que descomprime la presión del cráneo. Es excelente cicatrizante y antibiótico aplicado sobre heridas, especialmente los que contienen salvia y lavanda. Una ronda de rapé en un círculo de medicina ayuda a sincronizar y alinear la atención y la percepción de los participantes en momentos de apertura siendo medicina para la visión del espíritu, ayudándonos a limpiar la mente y detener el dialogo interno, a estar verdaderamente presentes para poder ver más allá de nuestras interpretaciones.

Te invitamos a este círculo para abrir el corazón e ir profundo en búsqueda del reconcilio con las lecciones de nuestra vida y sanación de heridas en compañía y sostén de la energía en comunidad, en tribu. Reconociendo la necesidad del apoyo, encontrando la fortaleza y claridad en el amor incondicional de reconocerse en el otro.

*Cupo limitado

Inscríbase aquí para reservar su espacio: